Cómo se conserva una tetera de hierro

Tetera de hierro negra

Cuando te compras una tetera de hierro, lo primero que quieres es que ésta te vaya a durar mucho tiempo, no que a los tres o cuatro usos ya tengas que tirarla porque sabe mal el té o por otros motivos.

Las teteras de hierro suelen ser las que usaban en la antigua China que se han extendido por todo el mundo y se dice que, para disfrutar de un té en su verdadera esencia, lo más importante es hacerlo en una tetera de este tipo pero, ¿cómo conservar una tetera de hierro?

A la hora de conservar una tetera de hierro has de saber que, si se hace bien, la vas a poder tener de por vida siempre y cuando intentes no hacer un mal uso de ella. Así, aquí te damos algunos consejos:

  • Procura no usar estropajo ni detergente a la hora de lavarla. Lo mejor, agua sola para enjuagarla y un trapo si se le quiere dar un poco pero nada más.

  • Cuida mucho la parte interior porque, para que no se oxide, se le aplica un esmaltado y si éste se va entonces la tetera llegará un momento en que no te sirva.

  • Antes de usarla coloca agua hirviendo en su interior y después tírala para preparar de nuevo el té. Eso hace que la tetera se caliente y el té se mantenga caliente después más tiempo.

  • Un error que cometen muchos es el de usar la tetera de hierro para calentar el agua. En realidad el agua ha de echarse ya caliente en la tetera sobre las hojas de té que quieras consumir. El té se hará de esa forma pero no se deberá poner a calentar la misma sino que actúa de forma indirecta.

  • Procura usar siempre el mismo té porque las teteras de hierro tienden a guardar el sabor y aroma y, si pones otro, harás una mezcla.

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*