Crea compost con los posos del té

Si eres de las que bebes té en tu casa o fuera de ella, sin duda sabrás que el té no se bebe del todo, el té de verdad, sino que suelen quedar algunos posos. Los posos del té son lo que queda en la taza al final una vez te lo has bebido del todo. Esos restos a menudo suelen ser utilizados para leer la fortuna y suerte de una persona pero seguro que podemos darle otro uso más, usarlos como sustrato para tu jardín.

Sustrato con los posos del té

Si en tu casas sois asiduos a tomar té de vez en cuando seguro que no tardas demasiado tiempo en recoger un 30% de posos del té, la cantidad necesaria para preparar un sustrato especial para tu jardín.

En concreto vas a necesitar, aparte de ese 30% de posos de té, 50% de tierra que tengas en el jardín siempre que no sea arcillosa (si lo es no pasa nada pero no tendrá el mismo efecto). También necesitas un 20% de material de drenaje como por ejemplo arena de río o gravilla. De esta forma, mezclándolo todo muy bien, conseguirás un sustrato para echarlo en las plantas de flor.

El resultado al utilizarlo es obtener unas flores más bonitas, vigorosas, grandes y de vivos colores. También se pueden utilizar los posos del té sueltos echándolos sobre los rosales. Éstos le dan fuerza a la planta y, aunque ahora no sea época, si lo haces durante todo el año, en primavera y verano la planta te gratificará con creces.

Recuerda que no es bueno abonar mucho, así que si guardas los posos y después los usas para las plantas, para la siguiente vez han de pasar al menos 30 días. De lo contrario fuerzas a la planta demasiado y puedes llegar a consumirla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*