El arte culinario de las hierbas: maridaje

Para aquellos y aquellas que no lo conozcan, la palabra maridar es combinar, bien con comida o con vino, varios alimentos. A menudo se dice maridar cuando se “casa” una comida con un vino (ya sabes que cada vino es idóneo para un tipo de comida) pero, ¿sabes que también las especies y hierbas se pueden maridar?

Maridaje de hierbas

Las hierbas se utilizan sobre todo para la comida, aunque no en muchas casas. Existe un gran mundo dentro de las especies y hierbas para la comida y todas ellas suelen afectar a la propia comida, la mayoría, potenciando el sabor de la misma.

Una de las que se habla muy bien es la hierba “artemisa”, ideal para carnes y pescados porque potencial el sabor de la misma y hace que te sepa diferente.

Otra especia muy utilizada es la pimienta rosa. La pimienta rosa en granos hará que obtengas, a la vista, un plato más vistoso. En cuanto a sabor, este plato será más dulzón que picante o ácido, lo cual viene bien si tienes paladares que no disfrutan con sabores fuertes. Puedes echarlo bien a carnes, pescados e incluso que forme parte de salsas.

Tampoco puedes olvidarte de la pimienta de Jamaica. Esta pimienta, aunque te parezca que por el hecho de ser pimienta va a picar y no te gustará su sabor, te aporta un sabor extravagante que, al principio, puede resultarte raro, pero después te acostumbras y te encanta. Suele usarse en general en todos los platos destacando su uso en postres (tartas y pasteles).

Eso sí, ya sea que uses una especia u otra, al principio procura echar poca cantidad porque el paladar suele notarlo mucho y cuando no estás acostumbrado puedes hacer que lo rechaces y no te des cuenta que está más rica la comida con este ingrediente extra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*