El mejor filtro de infusión

Los consumidores han elegido el filtro permanente Finum como el mejor filtro para infusiones, según se desprende de una encuesta.

Este infusor es versátil, robusto y práctico. Su tamaño es lo suficientemente grande para permitir que las hojas de té se expandan y se muevan a lo largo del agua. Asimismo, vale para la mayoría de las tazas y vasos, y se puede utilizar con teteras y termos también.

El Finum es libre de BPA y resistente al calor, además de ser sencillo de limpiar.

Los amantes de té se benefician del uso de este tipo de filtros ya que explota todo el sabor y propiedades de la infusión, especialmente a las personas que beben té natural (a granel) o flores de té. El cambio de tomar té en bolsitas a tomar té suelto en un infusor grande hecho específicamente para el té de hoja suelta mejorará drásticamente la calidad del té que bebe.

¿Por qué deshacerse de la bolsita de té y cambiarla por té suelto?

Todas esas bolsitas de té que ves empaquetados en cajas y latas en las tiendas son los equivalentes de té de café instantáneo. Las bolsitas de té fueron una invención accidental cuando un comerciante de té envió muestras de su té en pequeñas bolsas de seda en 1908. En lugar de tomar el té de la bolsa, los clientes del comerciante sumergieron las bolsas en agua caliente. Y así, la bolsa de té nació, por comodidad y rapidez.

La mayoría de bolsas de té de hoy están hechos de polvo de té, básicamente sobras. El área de la superficie expuesta de todas esas pequeñas piezas significa que se obtendrá una taza elaborada más rápido pero también da lugar a un té más rancio y menos sabroso.

La propia bolsa sofoca las hojas, lo que les impide la expansión de su capacidad total. El resultado: Una taza de té soso .

Por ello, os recomendamos usar un filtro como del que hablamos hoy.

2 pensamientos en “El mejor filtro de infusión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*