Frutas deshidratadas: propiedades y beneficios

Fruta deshidratada, orejones, kiwis, peras, moras, arandanos rojos, caqui

¿Habéis escuchado hablar de las frutas secas o frutas deshidratadas? Son frutas a las que se les ha quitado todo su contenido en agua a través de diferentes procesos de secado y deshidratación. El resultado son alimentos que mantienen las propiedades de las frutas frescas y que pueden ser conservadas durante más tiempo.

Este tipo de frutas deshidratadas son ideales para tomar como tentempié, así como para acompañar yogures, batidos, postres o ensaladas. Resultan un snack muy sano y una alternativa perfecta a dulces o golosinas. Además, por su forma y presentación, su consumo es muy fácil y también su forma de conservación: se pueden llevar fácilmente en tuppers o bolsitas de plástico.

Las frutas deshidratas mantienen intactas la mayoría de las propiedades de las naturales, pero también aportan otros beneficios a quienes las consumen:

  • Tienen un alto contenido en fibra. Dependiendo de qué fruta se trata, por cada 100 gramos de producto puede haber desde 5 gramos a 26 gramos de fibra, por lo que son un complemento ideal para aquellas personas que sufren de estreñimiento.
  • Dan saciedad, precisamente por ese alto contenido en fibra que las caracteriza.
  • Aportan gran cantidad de energía gracias a su alto contenido en hidratos de carbono.
  • Son antioxidantes.

Como véis, las frutas secas son un excelente producto para picar entre horas de una manera cómoda y fácil, a la vez que nos cuidamos y que le damos a nuestro cuerpo propiedades que necesita para su bien funcionamiento.

Hay diferentes versiones de frutas deshidratadas y podéis elegir entre multitud de ellas. Además, también las podéis elegir sin azúcar añadido o procedentes de cultivo ecológico. Estamos seguros de que os sorprenderán por su sabor y textura, y por lo bien que sientan.

Fruta deshidratada con azucar, kiwis, cerezas, piñaFruta deshidratada eco, caqui, arandanos rojos, moras,Fruta deshidratada sin azucar, peras, orejones, moras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*