Recetas para hacer un picoteo sano

Tomate

Quien más y quien menos habrá acabado, después de una comida, y pasadas unas horas, picoteado alguna que otra comida. Ya se sabe que el picoteo no es algo que se recomiende, menos si estás siguiendo una dieta, pero hay ocasiones en que no se puede evitar.

Sin embargo, lo que sí se puede hacer es un picoteo sano porque, el hecho de que se coma a deshoras, no significa que lo vayas a hacer siempre mal, también se puede hacer con algo que tenga muy pocas calorías y que además te llene para aguantar hasta la hora de la comida. 

El problema del picoteo sano es que puede no gustar lo que te pongan pero, si sabes aderezarlo bien, estamos seguros de que lo vas a lograr. Aquí te damos algunos ejemplos:

Tomate con orégano

El tomate de por sí como picoteo puede que no te guste demasiado pero ahora verás. Coge un tomate y pícalo en trozos pequeños. Si tienes tomate cherry mejor aún. Ahora echa por encima un poco de aceite, no demasiado, pero sí lo suficiente para que puedas mojar algo de pan. A continuación un poco de sal y remueve bien.

Aún no hemos terminado porque, el último ingrediente, es un poco de orégano. Ahora coge un trozo de pan y mójalo en el aceite. Coge un tomate con orégano y mete las dos cosas, el pan y el tomate, en la boca y mastica. ¿A que el sabor es diferente? Pues eso es un picoteo sano pero aún hay más. Y mejor si es pan integral.

Queso fresco con tomillo

El queso fresco, si no te gusta demasiado, lo puedes cambiar por queso tierno aunque en este caso debes comer algo menos pues tiene más calorías. También te recomendamos que le eches (en el caso del queso tierno) un poco de aceite por encima y lo siguiente sería el tomillo bien picado para que no te moleste en la boca.

Como sabrás, el tomillo es una planta muy aromática y sin duda lo notarás, más cuando lo combines con el queso, es como si adquiriera un sabor diferente.

¿También tú tienes algunas recetas de picoteo sano? Recuerda que tomar una infusión entre horas reduce la ansiedad con la que llegas a la comida, además de ayudarte a beber los líquidos que necesitas diariamente. Eso sí, no le eches azúcar. Si necesitas endulzarlas, añádele unas hojitas de stevia.

Imagen de jordifa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*