Origen e historia de las casas de té

Como muchas de las cosas que nos rodean, las casas de té tienen su origen en una práctica oriental, concretamente en una costumbre japonesa conocida con el nombre de Ceremonia del té (Cha-no-yu). Se trata de una tradición que se originó en el siglo XIII, cuando los samurais japoneses comenzaron a tomar matcha, un tipo de té verde que se extraía de la planta del té negro. Para conocer los orígenes y la historia de las casas del té hemos de conocer la tradición japonesa del Cha-no-yu o Ceremonia del té.

1. La Ceremonia del té

Como decíamos, los pilares de la Ceremonia del té se pusieron desde el momento en el que los samurais comenzaron a aficionarse al machta, en el siglo XIII. A esto hay que sumarle el budismo Zen, la versión japonesa del budismo.

La Ceremonia consiste en preparar y servir el té, pero lejos de hacerlo de forma árida, como cualquier otra actividad cotidiana, esta práctica adquiere en Japón un valor solemne, en el que la humildad, la naturalidad, la simplicidad, la moderación, etc. hacen acto de presencia.

La Ceremonia del té tiene una duración de cuatro horas, si se hace entera (en este versión recibe el nombre de Cha-ji). En este caso, no se limita a la simple preparación del té, sino que incluye el kaiseki, que es una comida ligera, el usucha, la toma de un té ligero y la koicha, que es un té más espeso y pesado.

Por último, la persona encargada de la ceremonia ha de estar familiarizada con una serie de saberes tradicionales, que abarcan tanto los conocimientos sobre los tipos de té y su producción, como el kimono, el arreglo floral, la caligrafía, el incienso, etc.

2. El papel de la casa de té

Es en el contexto de esta solemne ceremonia en el que se puede entender el origen de las casas de té. Estas eran pequeñas cabañas situados en los jardines de las casas japonesas, en las que se realizaba la Ceremonia del té.

La cabaña está fabricada con materiales naturales, siendo de techo bajo, de tal modo que las personas que participen en la ceremonia tengan que entrar de rodillas, olvidándose así de su orgullo e impregnándose de humildad. Para entrar en la casa, los invitados han de descalzarse y ponerse los tabi, unos calcetines blancos.

Las casas de té suelen estar adornadas con flores naturales, las cuales varían en función de la estación del año, los llamados chabana. Además de estos, la alcoba (tokonaba) está adornada con un rollo, que cuelga en la pared. Este puede ser de caligrafía o una pintura.

Pu-erh té rojo naranja y limón: cualidades

No hay un producto más demandado por los clientes de nuestra tienda que el Pu-erh té rojo naranja y limón. Y no es de extrañar. Es más, es una consecuencia lógica del hecho de que cada vez más gente conoce las cualidades del té rojo Pu-erh. Si a eso le sumamos su sabor y su aroma, entonces se explica la popularidad de este producto, el Pu-erh té rojo naranja y limón. En nuestra explicación queda una pregunta en el aire, que todos y todas os estaréis haciendo. En efecto, ¿Qué cualidades tiene el té rojo Pu-ehr para que sea el más demandado de nuestra tienda? De eso os hablaremos a continuación.

1. ¿Qué es el té rojo Pu-erh?

Para entender las cualidades del té rojo Pu-erh hemos de saber primero qué es exactamente. Si hemos de ser precisos, té rojo es el nombre que recibe el té Pu-erh, un tipo de té que tomaba la nobleza china hace cientos de años. Su color cobrizo, por el que recibe el apelativo de té rojo, se debe a un largo proceso de maceración por el que pasa la planta que, en realidad, es té verde.

Este té gana en calidad conforme más tiempo está macerando, en barricas de madera. El tiempo de maceración puede alcanzar los sesenta años. Se trata de un producto elaborado que adquiere sus cualidades durante el proceso.

Hecha la aclaración anterior, pasamos a hablar de nuestro tema, a saber, las cualidades que han hecho de este té un producto querido por la nobleza china y por los consumidores actuales.

2. Cualidades beneficiosas del té rojo Pu-erh

Lo primero que merece la pena destacar es que el té Pu-erh o té rojo es beneficioso para la salud. En efecto, más allá de lo dicho por la medicina popular, existen estudios provenientes de la medicina y la farmacología modernas que demuestran que el té Pu-erh puede ayudar a adelgazar, además de a reducir los niveles de ácido úrico y de triglicéridos (Universidad de Yunan y Hospital St. Antoine de París) y de ayudar a regular los niveles de colesterol malo y colesterol bueno en sangre (Instituto Farmacológico de Hong-Kong).

Lo segundo que hay que destacar, son otra serie de propiedades que se le atribuyen al Pu-erh. Así, desde el punto de vista de la medicina tradicional, ayudaría a prevenir infecciones y a reforzar el sistema inmunológico, además de ser beneficioso para la digestión.

3. Modo de preparación del Pu-erh té rojo

No podemos publicar un artículo sobre las cualidades del Pu-erh té rojo sin hablar de su modo de preparación idóneo, es decir, el que nos permite maximizar sus efectos beneficiosos sobre nuestro organismo.

Para un litro de infusión echaremos de 12 a 13 gramos de té, que  tras calentar el agua a 100 ºC, dejaremos reposar cuatro minutos. Si solo quieres preparar una taza, entonces con unos 3 gramos será suficiente. Según el tiempo de reposo, el té tendrá una mayor o menor intensidad.