En Carnaval, ¡crepes de sangre!

¡Estamos en carnaval! Una época en la que los “monstruos” pueden salir de paseo a tomar el té o a mezclarse con las personas disfrazadas porque no se va a saber si son monstruos de verdad o personas disfrazadas.

 

Como sabes, el carnaval es algo que se celebra en muchas partes de España y cada una de ellas tiene algunas especialidades gastronómicas como ocurre en Castilla con las torrijas, en Andalucía con las orejas, o en Galicia con los crepes de sangre (también llamados filloas).

Desde La Casa de Té hemos pensado en ayudarte a preparar unas crepes así para acompañar tus tés estos carnavales, por eso, toma nota.

Receta de Filloas

Ingredientes: un cuarto litro de leche; medio vaso de sangre de cerdo; 125 g de harina; ralladura de 1 limón; 2 huevos; 1 cucharada de miel (o azúcar); 1 cucharadita de canela molida (si te gusta, si no menos); 1 pizca de sal; 1 pizca de pimienta molida; 1 trozo de tocino o de manteca de cerdo.

Preparación: Pon los huevos en un bol y bátelos bien. Añade después la leche, sal, limón, pimienta y canela (en cualquier orden, no tiene por qué ser éste) y mezcla todos los ingredientes muy bien. Ahora solo queda echarle la harina. Te recomendamos que la eches en un colador y le vas dando golpes para que caiga poco a poco y tengas una mezcla sin grumos.

Por último solo añade la sangre.

Pon una sartén con un poco de manteca o tocino para que no se vaya a pegar (también puedes echarle una gota de aceite). Echa unos cucharones y mueve la sartén para extenderla bien. Dale un vuelta y vuelta y sácala cuando estén hechas.

Bon appetit!

Imagen: Tisha Galicia

Share

Descubre los carnavales

Dentro de poquísimo tiempo, aunque ya podemos notarlo en algunas de las ciudades que tienen mayor tradición, los carnavales harán su aparición y es posible que nunca te hayas parado a pensar de dónde vienen los carnavales o si hay alguna tradición o curiosidad que no sepas. Nosotros queremos hablarte sobre ello.

El origen de los carnavales

Los carnavales tienen un origen pagano romano aunque lo cierto es que se relacionan más a la cuaresma y en cada país se celebra de una forma diferente pero muchos tienen en común aportes de ritos o creencias americanas o africanas.

Eso sí, todos los carnavales finalizan antes del miércoles de Ceniza donde, a partir de ahí, y contando 40 días, se celebra la Pascua (o Semana Santa).

La palabra “Carnevalare” proviene precisamente de esas siete semanas de tiempo que se cuenta hasta la Pascua porque, en la Europa medieval, hace ya tiempo, la Iglesia prohibía el consumo de carne, que es precisamente lo que significa la palabra (quitar la carne) y al final se acabó llamando así a los Carnavales.

Dónde se celebran los Carnavales

Los carnavales no son algo exclusivo de España, ni tampoco de América Latina o de Italia. En realidad afecta a cuatro continentes porque lo que es Asia no lo celebra.

Uno de los más conocidos carnavales es sin duda el Carnaval de Río de Janeiro aunque destacan otros como el Oruro de Bolivia, el de Corrientes, en Argentina, o el de la República Dominicana. En todos ellos vas a poder encontrar máscaras, bailes, comidas típicas y tradiciones especiales que te fascinarán.

También en España ocurre esto mismo, aunque los dos lugares predominantes son Cádiz y Santa Cruz de Tenerife. El más antiguo es el de Cádiz que data del siglo XVI a pesar de que, en 1947, fue prohibido.

De Europa podríamos destacar el de Venecia que es de los más antiguos. En este carnaval la tradición es llevar una máscara siendo el saludo que debías darle a la otra persona: “Buenos días, señora máscara”. Solo a las 12 de la noche del día siguiente, cuando terminaban los carnavales, era cuando las personas se quitaban las máscaras dejando al descubierto su verdadero rostro.

Curiosidades carnaveleras del mundo

Existen algunas ciudades que tienen algunas curiosidades o tradiciones especiales. Así es, por ejemplo, el caso de Bohemia, parte de la República Checa, donde, tiempo atrás, el Rey se vestía con hierbas y flores para montar a caballo. El resto tenían que atraparlo pero, si no lo conseguían, el rey seguía siéndolo un año más. Si lo atrapaban… Lo decapitaban.

Otra tradición que se tenía, aunque ahora parece más perdida, era el hecho de que los niños debían hacer un muñeco de paja y ramas para arrojarlo a un pozo o quemarlo. Así, simbolizaban a la muerte y el hecho de ahogarlo o quemarlo era para alejarla.

En el Carnaval de Río, por ejemplo, debido a la permisividad y excesos que se tienen, con el objetivo de bajar un poco la aparición de SIDA y de otras enfermedades de transmisión sexual que suelen aumentar en estas fechas suelen lanzar campañas para promover la utilización de condones o preservativos.

Y en tu zona ¿por qué se caracteriza el carnaval? Cuéntanoslo.

Imagen: nationalgeographicmagazine.tumblr.com

Share

Cócteles de té para Carnaval

Con los días de Carnaval es habitual preparar algunas comidas típicas como por ejemplo, comer filloas que son crepes, en Galicia, o los típicos dulces de Carnaval como la cuajada de carnaval en Andalucía, torrijas, cocidos, etc.

Ahora bien, para acompañar todo eso podrías hacerlo con un cóctel de té y que la comida pase mucho mejor, además de aprovechar los beneficios que tenga el té o los ingredientes del mismo. Desde La Casa de Té te damos algunas ideas:

Cóctel de té verde y piña

Ingredientes: Un litro de té verde preparado fuerte, una taza de zumo de piña, azúcar.

Preparación: Lo primero será preparar el té verde. Calienta agua hasta que casi rompa a hervir y antes de que lo haga apártalo del fuego y hecha dos cucharadas de té para que quede fuerte dejándola reposar 2-3 minutos.

Mientras puedes preparar el zumo de piña o bien abrirlo y tenerlo preparado para, pasado el tiempo, mezclarlo con el té verde. Lo último que has de hacer es probarlo por si necesitas echarle azúcar. Por lo demás, lo tendrás listo.

Dale un toque añadiendo trocitos de piña deshidratada.

Cóctel de té frío con jengibre y canela

Ingredientes: 500 ml. de agua, 4 cucharadas de té del que más te guste, 500 ml. de agua con gas o gaseosa, azúcar al gusto, 1 cáscara de naranja, 2 palos de canela en rama, jengibre fresco o deshidratado.

Preparación: Primero prepara el té con las ramas de canela para que le de sabor. Echa también, junto al té, el jengibre y la corteza de naranja. Deja que repose y después que se enfríe para mezclarlo finalmente con el agua o la gaseosa.

Cóctel de sangre

Este cóctel no es precisamente de té pero sí que nos ha parecido adecuado para los carnavales. Por eso, aquí tienes uno que parecerá bebes sangre, ideal si vas de vampiro.

Ingredientes: 250 ml. de licor de granadina sin alcohol, 250 ml. de zumo de arándanos rojos, 250 ml. de licor de fresa sin alcohol, 250 ml. de gaseosa o agua con gas, gelatina para espesarla si lo quieres.

Preparación: Solo tendrás que mezclar todos los ingredientes y dejarla reposar un minuto para que cojan todos los sabores y se combinen.

Si le quieres echar la gelatina tendrás que hidratar antes ésta para que pueda mezclarse bien con lo anterior (y tendrás que calentarla para que se fusione bien).

Imagen: Mayela Lozano

Share