Cinco ideas para regalar estas fiestas

lata de rgealo de té

Cada año nos pasa lo mismo, no sabemos qué regalar así que si andas falto de ideas, hoy te presentamos cinco opciones. Sigue leyendo

Share

Año nuevo en Japón

El Año Nuevo en Japón es una de las mayores y más importantes celebraciones que hay en Japón y por este motivo, así como por muchos otros, el Año Nuevo está cargado de simbolismos que sin duda te gustará conocer.

Los símbolos del Año Nuevo

Uno de los primeros símbolos del Año Nuevo es el hecho de ser un periodo de vacaciones para los japoneses porque la fiesta se da desde el 1 de enero hasta el 5 de enero, periodo en que muchos establecimientos estén cerrados en esas fechas.

Para los japoneses el año nuevo supone una ruptura con lo antiguo, con lo malo que pueda haber pasado en ese tiempo y un renacimiento al nuevo año que se acerque. De hecho en esta época son muchos los que aún siguen con las tradiciones de limpiar la casa y dejar todos los asuntos ordenados y gestionados para empezar el nuevo año con algo completamente nuevo y diferente. A esto se le suele llamar Osoji que es para purificar el ambiente, y se da tanto en hogares como en negocios, tiendas y en una misma persona.

Una tradición que empieza a perderse es la del Kadomatsu. Se trata de un árbol navideño pero para el Año nuevo porque está hecho por cañas de bambú que significa persistencia en lo que se hace, y pino, que significa larga vida, de tal forma que se intenta con él llamar a la buena suerte. Se suele poner a mediados de diciembre y se quita el 7 de enero que fue cuando los dioses volvieron al cielo.

Lo que es muy característico en Japón es la visita a los templos por Año nuevo, nada más amanecer. De hecho muchos hacen cola la última noche del año y la primera del nuevo para estar allí de los primeros.

Imagen de Photography

Share

Entra con buen pie al 2013 como antaño: Salvia para purificar

Antiguamente, en los pueblos y las personas mayores, cuando llegaba el Año Nuevo, sabían que, para entrar con buen pie y tener un buen año, había que hacer limpieza en el hogar, algo así como organizarlo todo y empezar de cero.

En realidad no es algo malo, al contrario, ya que aún en muchos hogares se mantiene la tradición de, el último día del Año hacer una limpieza a fondo de toda la casa para comenzar el Año nuevo mucho mejor, como si fuera nuevo.

Sin embargo, algo que quizás ya no se recuerda es que las personas mayores también ponían pequeños cuencos con hierbas para purificar las habitaciones y que todo estuviera listo para el nuevo año, como si fuera algo nuevo alejando lo malo y dejando entrar lo nuevo. Por eso queremos recordártelo, cosa que se hace la primera luna del año.

Salvia purificante para el hogar

La salvia es una planta fresca de olor agradable que se utiliza fundamentalmente para tratar infecciones bucales, eliminar gases y los síntomas del resfriado. Sin embargo, las personas mayores también las utilizaban para hacer infusiones o bien dejar una ramita de salvia en las habitaciones y que se impregnaran del olor de la misma para así purificar todo el ambiente.

Lo mismo ocurre con el romero, que también era y es otra de las hierbas que puedes utilizar para purificar aunque su olor es un poco más fuerte que la salvia.

Algunas veces lo que se hace es echar las hierbas en un cuenco y ahí quemarlas. El olor que sale no es desagradable, al contrario, es un olor que puedes expandir por las habitaciones y así purificarlas también.

¿Este año 2013, un año de cambios según dicen, va a ser el principio de mejoras si recuperas esta tradición en tu hogar?

 

Share

Recetas de cócteles de té para Navidad

En estas fechas tan esperadas por grandes y pequeños, es normal preparar algo especial para disfrutar con la familia y los amigos. En cuestión de tés, también éstos pueden servir como un sustituto perfecto de vinos y champanes, sustitutos especiales creados a través de bebidas alcohólicas como el vodka o la ginebra, dos de las más utilizadas, combinadas con frutos rojos o tés que aportan diferentes sabores. Te damos unas recetas exquisitas, con las que sorprender a tu familia y amigos.

Cóctel Christmas Tea

Puedes elaborarlo fácilmente con ron Bacardi, té, crema de cacao, nata y sirope de vainilla. No has de echar mucha cantidad, serían 4cl de ron, 8cl de té, 3cl de crema y 2cl de sirope.

Primero has de calentar la crema de cacao mezclada con ron y sirope y verterlo en un vaso de cristal para añadir el té y la nata y vainilla, un poco montada para que tenga más consistencia.

Cóctel Silent Night

Este cóctel es uno de los que más gusta pero hay que tener cuidado porque se sube pronto a la cabeza. También es un poco difícil de conseguir todos los ingredientes pero, si lo haces, disfrutarás de un buen cóctel.

Puedes tomarlo con 1 cucharada de clara de huevo, 2 de miel de azahar, 1,5cl de zumo de lima, 4cl de zumo de lychee, 4cl de vodka, una pizca de tónica y 2cl de zumo de frutos rojos (aunque, si puedes, mejor comprarlos y después exprimirlos tú) y 8cl de té.

Todos estos ingredientes, menos la tónica, has de mezclarlos bien batiéndolos para que salga espuma. Después le echas un poco de tónica y remueves para consumirlo.

¿Qué otros cócteles navideños conoces tú?

Share

Navidades en Asia: Japón

Las navidades son una de las épocas que se vive en todo el mundo aunque la verdad es que en las zonas asiáticas no es una época muy festiva, más teniendo en cuenta que apenas un 1% de la población son cristianos y entienden el significado de la Navidad.

Sin embargo, como ocurre con otras fechas, como por ejemplo Halloween en España, también la Navidad se celebra en Japón, aunque un poco diferente.

Navidad en Japón

En Japón, la  Navidad es una celebración que se hace con amigos y pareja pero no con la familia (eso se reserva para Año Nuevo). Es una fiesta más para jóvenes y niños en su forma más comercial.

La decoración navideña cada vez se parece a la decoración occidental con el árbol de Navidad que se pone en muchos hogares y oficinas.

Y en cuanto a las comidas, es muy habitual que las personas celebren, la Nochebuena, con un menú especial, muy occidental con el pavo asado o bien preparando una comida especial en esa noche pero siempre con un estilo menos oriental y más basado en lo occidental. De hecho, en esta época del año las tiendas de comida rápida son las que más se llenan con los menús especiales navideños.

Hay una leyenda que dice que, quien se declara esa noche a su pareja, será feliz con ella, o él, para siempre. De hecho, las navidades sin pareja no es lo mejor en Japón (hay menús especiales para solteros, deseándoles que el año siguiente hayan encontrado a su pareja).

La fiesta no suele durar mucho porque al día siguiente es un día laboral en Japón, al contrario que en otros países.

Share

Acompañamientos dulces para un tea party

Seguro que ahora, con las vacaciones navideñas, celebras en tu casa o vas a casa de tus amigas y tomas algún que otro té con ellas. Si quieres además triunfar en una tea party te proponemos algunos acompañamientos dulces que seguro gustarán a todos.

Bizcocho casero

Este es un bizcocho casero pequeño, no te saldrá mucha cantidad lo cual es ideal para que no se ponga duro y podrás cortarlo en trocitos si lo haces en un recipiente rectangular o cuadrado. Para ello necesitas: 3 huevos, 150 gramos de azúcar, 150 gramos de harina, un poquito de leche, ralladura de limón y levadura.  El molde tendrás que engrasarlo con mantequilla.

Los ingredientes haz de mezclarlos de la siguiente forma: primero la ralladura de limón (si no te gusta el limón puedes sustituirlo por vainilla en polvo), después los huevos y el azúcar. Mezcla un poco y echa a continuación un poco de leche, no mucha, como uno o dos dedos de un vaso. Ahora echa la harina y la levadura juntas y remueve hasta tener una masa ni muy dura ni demasiado líquida.

Ponla en el recipiente y métela al horno (200º unos 30-45 minutos). Al sacarlo y dejar enfriar un poco puedes echarle por encima azúcar glasé.

Galletas de mantequilla

Para estas galletas necesitarás un huevo, 240 gramos de mantequilla y 400 gramos de harina. Siempre puedes reducir los ingredientes para que salgan menos.
La elaboración es sencilla: mezcla la mantequilla (te recomendamos tenerla fuera del frigorífico unas horas para poder moldearla mejor) con el huevo y la harina. Se crea una masa que, si sale demasiado dura, puedes aligerarla con un poco de leche.

Deja reposar la masa unos 30 minutos y después extiéndela para cortar las galletas. Las horneas a 180º durante 15-20 minutos y estarán listas para tu tea party.

Un truco, corta las galletas con un grosor de al menos medio centímetro para que no se te queden demasiado.

Puedes decorarla con azúcar glasé u otra decoración.

Share

Esta vez, logro mis propósitos de año nuevo

Todos los años lo mismo. Te propones unos propósitos para año nuevo, y pasan los años y siguen siendo los mismos, y por supuesto, sigues sin cumplirlos. Este año, te vamos a dar unos trucos, para al menos, conseguir cumplir uno. ¿Qué te parece, asumes el reto?

1. Elije tus objetivos. No seas ambicioso, procura no poner más de tres. Ya tendrás tiempo de sustituirlos por unos nuevos, a medida que los vayas cumpliendo. Y siempre parece más fácil conseguir tres cosas que siete, uno se marea solo de pensarlo y se le quitan las ganas de empezar.

Los objetivos deben ser alcanzables. Parece sencillo, pero os vamos a poner un ejemplo. Imagínate que has puesto como primer objetivo, encontrar trabajo. Lamento decirte que eso no es un objetivo, ya que no depende de ti. Puedes modificarlo y que tu propósito sea: maximizar mis posibilidades de encontrar trabajo. Vaya, eso sí depende de ti!, ya que puedes enviar más curriculums, hacer relaciones públicas, hacer un videocuriculum… todo lo que se te ocurra para lograr tu objetivo. Además de alcanzables, deben ser sencillos y fáciles de medir. Por ejemplo, si quieres conseguir ser feliz, eso es algo muy ambiguo y difícil de medir. Qué tal si piensas en algo que te haga muy feliz? Por ejemplo: este año quiero cenar una vez a la semana fuera con mi pareja. Es algo que te gusta mucho y te hace muy feliz, y así formulado parece más fácil de conseguir!

2. Escribe tus objetivos. Lo segundo que hay que hacer, para estar más cerca de lograr tus objetivos, es ponerlos por escrito.

3. Visualízate alcanzándolos. Dicen que uno de los pasos imprescindibles para alcanzar algo, es visualizarlo a menudo. Los grandes atletas, por ejemplo, se visualizan a sí mismos haciendo el ejercicio que van a realizar al día siguiente y por supuesto ganando. El cerebro estimula las mismas zonas si te imaginas corriendo que si estás corriendo de verdad.

Mete en una cajita, algo que represente cada uno de tus deseos. Puede ser una fotografía de una revista que ilustre tu propósito, una miniatura echa en plastilina… Ábrela de vez en cuando, y mientras mires el contenido de tu cajita de los deseos, siéntete bien. Imagínate cómo te sentirías si ya hubieses logrado esos propósitos. Esa sensación te acercará a conseguirlos.

4. Díselo a todos tus allegados. Ya sabes que siempre mejor acompañado que sólo. Dile a tus amigos, familiares, compañeros, cuáles son tus propósitos. A lo mejor te sorprendes y descubres que uno quiere ir contigo, lo cuál siempre ayuda a arrancar. Y por supuesto, como saben lo que quieres, serán pesados y te preguntarán ¿qué tal tus clases de inglés? Y cuando te canses de responder y dar excusas de por qué no te has apuntado aún, por no aguantar su pesadez, o por vergüenza, caerás y lograrás tu propósito.

El truco de La Casa de Té

Como seguro que ya has probado de todo, y aún así no hay manera contigo, porque pasas por delante de la nevera y ya no lees las notas, porque te da igual que tus amigos se rían de ti… si llegas a este punto, entonces te hace falta e truco el de La Casa de Té. SI estás leyendo este blog, es que eres amante de las infusiones, así que te será muy fácil seguir nuestras instrucciones. Hazte con un té especial dedicado sólo a lograr tus propósitos. Un sabor nuevo, como por ejemplo el Té Pastel de Navidad.

Cada vez que te hagas esa infusión, mientras saboreas, recuerda en tu cabeza que tienes tres propósitos que quieres conseguir, y que esta vez lo vas a lograr. Ya nos contaréis qué tal os va.

No olvides reenviar este truco a diez amigos.

Elige tu postal y reenvíala al amigo que desees como felicitación de Navidad.

Share