Cómo se descubrió el té

Tetera china con té

Las infusiones llevan siendo usadas durante miles de años para fines curativos, además de ser consumidas por su delicado sabor.

Se dice que corría el 2737 a.c. cuando un emperador chino descubrió el té por casualidad. Cuentan que Shuang-Ten se encontraba en el bosque cobijado a la sombra de un árbol silvestre de té con agua hervida (por higiene siempre la tomaba así) y unas hojitas secas cayeron en su recipiente, dándole un curioso sabor.

Poco a poco fue profundizando en su uso herbolario y gracia a él debemos el té en la actualidad.

Los chinos guardaron el secreto de la preparación del té durante años, que  no llegó a Europa hasta el Siglo XVII. Así, el consumo de té e infusiones forma parte de la terapia que muchos médicos chinos prescriben a sus pacientes.

Imagen de lefebvre_jonathan.

Entradas relacionadas

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*