¿Conoces el té amarillo?

Dentro de las muchas variedades de té que puedes tener, una de ellas es el llamado té amarillo proveniente de China y que está procesado igual que como se hace el té verde aunque con algunas diferencias mínimas (por ejemplo en el tiempo de secado que es cuando se consigue que se amarilleen).

El té amarillo suele ser muy diferente al té blanco o verde, quizás más parecido al té negro, pero lo cierto es que es como una combinación de todos los tés juntos ya que encuentras características de todos ellos.

Existen varias variedades diferentes aunque a decir verdad hay algunos que destacan sobre otros como por ejemplo el té Junshan Yinzhen, llamado la “aguja de plata”, uno de los tés más famosos que existen.

Luego tienes el té Huang Tang, llamado “sopa amarilla”, por su color tan característico. O el té Huoshan Huangya, del monte Huo, de los más apreciados.

En nuestra tienda te ofrecemos un té amarillo riquísimo y asequible como es el Huang Da Cha o de las cinco dinastías.

Aún así, como curiosidad te diremos que también podrías pensar del té amarillo como un té de alta calidad servido en la Corte Imperial pues es el término que se usa para servir el té en lugares Imperiales, sea del color que sea el té.

Propiedades del té amarillo

El té amarillo es un perfecto compañero para cuando necesitas aumentar el ánimo de la persona o la concentración de éste. En invierno, es ideal para tomarlo caliente porque quita el frío y, al contrario, en verano te da la sensación de frío cuando te lo tomas recién sacado del frigorífico.

Por su contenido en flúor, protege de la caries y tiene una gran concentración de calcio, magnesio, hierro, fósforo, etc.

Seguro que ahora te apetece una taza de té amarillo, el té de los de sangre azul, según decían.

Foto: Ylenia Swierk

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*