Esta vez, logro mis propósitos de año nuevo

Todos los años lo mismo. Te propones unos propósitos para año nuevo, y pasan los años y siguen siendo los mismos, y por supuesto, sigues sin cumplirlos. Este año, te vamos a dar unos trucos, para al menos, conseguir cumplir uno. ¿Qué te parece, asumes el reto?

1. Elije tus objetivos. No seas ambicioso, procura no poner más de tres. Ya tendrás tiempo de sustituirlos por unos nuevos, a medida que los vayas cumpliendo. Y siempre parece más fácil conseguir tres cosas que siete, uno se marea solo de pensarlo y se le quitan las ganas de empezar.

Los objetivos deben ser alcanzables. Parece sencillo, pero os vamos a poner un ejemplo. Imagínate que has puesto como primer objetivo, encontrar trabajo. Lamento decirte que eso no es un objetivo, ya que no depende de ti. Puedes modificarlo y que tu propósito sea: maximizar mis posibilidades de encontrar trabajo. Vaya, eso sí depende de ti!, ya que puedes enviar más curriculums, hacer relaciones públicas, hacer un videocuriculum… todo lo que se te ocurra para lograr tu objetivo. Además de alcanzables, deben ser sencillos y fáciles de medir. Por ejemplo, si quieres conseguir ser feliz, eso es algo muy ambiguo y difícil de medir. Qué tal si piensas en algo que te haga muy feliz? Por ejemplo: este año quiero cenar una vez a la semana fuera con mi pareja. Es algo que te gusta mucho y te hace muy feliz, y así formulado parece más fácil de conseguir!

2. Escribe tus objetivos. Lo segundo que hay que hacer, para estar más cerca de lograr tus objetivos, es ponerlos por escrito.

3. Visualízate alcanzándolos. Dicen que uno de los pasos imprescindibles para alcanzar algo, es visualizarlo a menudo. Los grandes atletas, por ejemplo, se visualizan a sí mismos haciendo el ejercicio que van a realizar al día siguiente y por supuesto ganando. El cerebro estimula las mismas zonas si te imaginas corriendo que si estás corriendo de verdad.

Mete en una cajita, algo que represente cada uno de tus deseos. Puede ser una fotografía de una revista que ilustre tu propósito, una miniatura echa en plastilina… Ábrela de vez en cuando, y mientras mires el contenido de tu cajita de los deseos, siéntete bien. Imagínate cómo te sentirías si ya hubieses logrado esos propósitos. Esa sensación te acercará a conseguirlos.

4. Díselo a todos tus allegados. Ya sabes que siempre mejor acompañado que sólo. Dile a tus amigos, familiares, compañeros, cuáles son tus propósitos. A lo mejor te sorprendes y descubres que uno quiere ir contigo, lo cuál siempre ayuda a arrancar. Y por supuesto, como saben lo que quieres, serán pesados y te preguntarán ¿qué tal tus clases de inglés? Y cuando te canses de responder y dar excusas de por qué no te has apuntado aún, por no aguantar su pesadez, o por vergüenza, caerás y lograrás tu propósito.

El truco de La Casa de Té

Como seguro que ya has probado de todo, y aún así no hay manera contigo, porque pasas por delante de la nevera y ya no lees las notas, porque te da igual que tus amigos se rían de ti… si llegas a este punto, entonces te hace falta e truco el de La Casa de Té. SI estás leyendo este blog, es que eres amante de las infusiones, así que te será muy fácil seguir nuestras instrucciones. Hazte con un té especial dedicado sólo a lograr tus propósitos. Un sabor nuevo, como por ejemplo el Té Pastel de Navidad.

Cada vez que te hagas esa infusión, mientras saboreas, recuerda en tu cabeza que tienes tres propósitos que quieres conseguir, y que esta vez lo vas a lograr. Ya nos contaréis qué tal os va.

No olvides reenviar este truco a diez amigos.

Elige tu postal y reenvíala al amigo que desees como felicitación de Navidad.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*