Ginkgo biloba: propiedades y beneficios

Ginkgo biloba: propiedades y beneficiosEl ginkgo biloba, ginkgo o árbol de la lonjevidad es un árbol caducifolio que puede alcanzar los 35 metros de altura y cuya infusión de sus hojas es uno de los remedios naturales más conocidos para mejorar la circulación sanguínea.

Es originario de Japón, Corea y este de China y se le conoce por ser una de las especies más antiguas del mundo. Para la tradición budista es un árbol sagrado, por lo que los jardines de los templos suelen contar con varios ejemplares. Y no es para menos, ya que se le atribuyen grandes propiedades medicinales.

El ginkgo biloba mejora la circulación sanguínea: los extractos de esta planta ayudan a dilatar los vasos sanguíneos y, de esta forma, a facilitar el paso de la sangre. Por ello, su infusión es perfecta para contrarrestar las molestias ocasionadas por la mala circulación en las piernas y pies, a aliviar el cansancio de piernas y la mala circulación en las arterias coronarias y en la cabeza, evitando así muchos problemas.

El extracto de ginkgo se viene utilizando desde la antigüedad para tratar problemas de zumbidos en los oídos, vértigos o enfermedades del cerebro.

También tiene efecto sobre la conducta, el aprendizaje y la memoria, por lo que es una planta muy utilizada por aquellos que necesitan una ayuda para sus estudios o para concentrarse.

Contraindicaciones del Ginkgo biloba

Se desaconseja por completo tomar esta planta a mujeres embarazadas y en periodo de lactancia; niños menores de 5 años; y personas epilépticas, que sufren sangrados frecuentes o personas que están tomando medicamentos anticoagulantes.

¿Cómo preparar una infusión de Ginkbo biloba?

Con las hojas de esta planta se puede preparar una estupenda infusión de una forma muy fácil: calienta el agua a 100 ºC y añade una cuchara grande de ginkgo. Déjala reponsar entre 5 y 8 minutos.

 

 

 

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*