La artemisa, el potenciador de carnes y pescados

Una de las hierbas que tiene tanta tradición y se ha utilizado desde antaño, por ejemplo en China, es la artemisa (ajenjo), una hierba originaria de Europa, Asia, África, etc. Esta planta tiene muchos beneficios para el cuerpo así como para los alimentos. Por decirte algunos, es capaz de eliminar la fatiga y estimular el sistema nervioso o, en cuestión de comidas, es capaz de potenciar el sabor de carnes o pescados por igual.

La artemisa en la Edad Media

La artemisa era una de las plantas que se usaba en la Edad Media como una hierba protectora mágica que no solo era para repeler insectos sino también para protegerse contra males o, en algunos, para aliviar la fatiga (se la colocaban en los pies).

También se dice que la usaban para conciliar mejor el sueño porque ayudaba a dormir y a incrementar la intensidad del sueño.

Aparte de estos usos, la artemisa podía aliviar los dolores y los retrasos en la menstruación así como servir para relajarse o para estimular, dependiendo de la forma en que se tomara.

Artemisa como potenciador

La artemisa también puede ayudarte con el sabor de carnes y pescados. Teniendo en cuenta que cada vez la comida está dejando de tener el sabor que tenía antes, es normal añadir algo que ayude a que sepa a algo, y eso puede ser una pizca de artemisa echada cuando todavía está en la sartén el alimento para que saque a relucir todo su sabor. Puedes usarla tanto para las carnes como para el pescado y la hierba no se nota en el paladar como tampoco la notarás al comerla.

A la hora de usarla, no conviene echar demasiado y siempre es mejor cuando la carne o el pescado está medio hecho.

¿Sabías que?: La bebida Absenta se elabora con ajenjo.

Foto: Hee-jean-Cho

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*