La historia de los 12 signos del zodiaco chino

Un día, Buda habló con el ratón y le dijo que iba a celebrar una fiesta donde estaban invitados los 13 animales de la Tierra: el ratón, el perro, la serpiente, el dragón, el mono, el tigre, el carnero (o cabra), el gallo, la vaca, el caballo, el jabalí (o cerdo), el conejo y el gato.

El ratón fue uno por uno dando la noticia a todos los animales pero, cuando le tocó decírselo al gato, el ratón, que no se llevaba bien con él, le mintió y le dijo que la fiesta era un día después de cuando era en realidad.

Así, cuando llegó el día todos los animales fueron en línea hacia la casa de Buda y el ratón fue el primero al engañar a todos los animales y subirse en ellos para estar el primero en la fiesta. Sin embargo, el gato no acudió a la fiesta, soñando con lo divertido que sería al día siguiente la fiesta con todos sus amigos. En la fiesta, Buda, como presentía que era su hora de dejar el mundo, decidió que cada animal gobernara un año convirtiéndolos en los doce signos del zodiaco.

Cuando el gato se enteró, y supo que los doce eran los elegidos para formar parte del zodiaco chino, se apenó, y se enfadó mucho con el ratón, pero al ser éste el favorito de Buda, nada pudo hacer y el gato quedó excluido del zodiaco chino porque confió en el ratón. Quizás de ahí venga la enemistad de gatos y ratones.

Esta es la leyenda más extendida sobre cómo se crearon los signos del zodiaco chino y por qué fueron esos animales, y no otros (se dice que fueron por orden de lista y solo los 12 primeros obtuvieron tal derecho).

No dejes de leer: Año nuevo chino

Imagen: opinion.com.bo

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*