Receta de helado de té verde

helado te verdeEl té verde es uno de los más conocidos a nivel mundial. A su consumo diario se le atribuyen múltiples beneficios, entre los que cabe destacar su poder antioxidante y estimulante, su capacidad diurética y que mejora el flujo de la circulación sanguínea.

A nosotros nos encanta el té verde y nos encanta el té verde y nos encanta innovar a la hora de su consumo. Prueba de ello es esta receta de galletas de té verde o esta otra de quinoa al té verde.

¿Y si te decimos que con él también se puede hacer helado? No, no nos hemos vuelto locos 😉

Para hacer helado de té verde necesitarás:

  • 3 cucharadas del té verde que más te guste
  • 100 gramos de azúcar o su equivalencia en otro edulcorante
  • 250 ml de leche entera
  • 400 ml de nata líquida
  • 3 yemas de huevo

¿Cómo se prepara un refrescante helado de té verde?

En primer lugar, infusiona el té con la leche y deja que se enfríe. Puedes ver aquí la mejor forma de infusionarlo. Mientras se enfría, bate en un bol el resto de ingredientes hasta obtener una mezcla homogénea. Una vez la infusión esté fría, anádela a la mezcla y remueve para que se integre bien.

Ponla en un bol, tápala con film transparente y llévala al congelador. Aproximadamente cada 30 minutos deberás sacar la mezcla y removerla para que no se forme hielo. Este paso hay que repetirlo tantas veces como sea necesario para obtener la textura cremosa que caracteriza a cualquier helado. Es el paso más tedioso pero merece la pena solo con ver el resultado final 🙂

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*