Frutas deshidratadas: propiedades y beneficios

Fruta deshidratada, orejones, kiwis, peras, moras, arandanos rojos, caqui

¿Habéis escuchado hablar de las frutas secas o frutas deshidratadas? Son frutas a las que se les ha quitado todo su contenido en agua a través de diferentes procesos de secado y deshidratación. El resultado son alimentos que mantienen las propiedades de las frutas frescas y que pueden ser conservadas durante más tiempo. Sigue leyendo

Share

Beneficios de la Fruta deshidratada

Los nutricionistas, médicos y profesionales especialistas llevan desde hace tiempo recomendando consumir un mínimo de cinco piezas de fruta y otras tantas de verduras. De entre esas frutas, hay muchas formas de consumirlas y, la fruta deshidratada, puede ser una de esas formas, además muy beneficiosa para el organismo.

La fruta deshidratada

La fruta deshidratada se obtiene cuando se elimina el agua de las frutas conservando intactas sus vitaminas, proteínas, sales minerales, hidratos de carbono, fibra y minerales. No todas las frutas pueden deshidratarse, solo algunas como es el melocotón, membrillo, piña, manzana, pera, banana, etc.

A la hora de consumir frutas deshidratadas éstas se pueden tomar por sí solas o bien se pueden usar para aromatizar bebidas o postres pero, lo que quizás no sabes, es que también la fruta deshidratada puede ser adecuada para reforzar el sistema inmunológico.

Rico en magnesio, potasio, calcio y fósforo, la fruta deshidratada puede ser una de las mejores formas de consumir fruta y además bastante más rápido que la fruta normal. Es ideal para las personas que tienen problemas con la retención de líquidos.

Eso sí, no es bueno abusar de la fruta deshidratada porque, aunque es fruta y en sí es saludable para el organismo, lo cierto es que el proceso para deshidratarla hace que aporte mucho más nivel calórico y engorden más. Pero si pueden ser el sustituto perfecto de las golosinas, solo has de controlar no comer demasiado.

Aparte, cada fruta aporta otros beneficios como por ejemplo la banana, dando más energía a la persona que lo consume; o el pomelo que es digestivo.

Share