Desayuna como un rey

Desayuna como un Rey, come como un hombre y cena como un mendigo. Esa frase es una que muchos usan para su alimentación. ¿Por qué? Porque el desayuno es la comida más importante que debemos tomar, una comida que sin duda pocos hacen de modo fuerte dejando esa para el almuerzo. Pero, ya sea para perder peso, para mantenerlo o para llevar una vida sana, hay que empezar por un buen desayuno para tener fuerzas y energía para afrontar el día.

El desayuno es el rey

Quizás ahora estés pensando en los desayunos que haces, consistentes en un café o un té y una tostada, si te da tiempo, y después salir apresurado al trabajo. Comparado con el desayuno que toman otros países, el nuestro es demasiado poco y las energías no se consiguen de ahí que acabemos cansados al final del día.

Afortunadamente, si tienes poco tiempo, siempre puedes tratar de tomar algo que te aporte vitalidad y te ayude a regular los biorritmos. Para eso, los tés e infusiones te pueden ayudar. ¿Quieres saber de ellos?

Té rojo: Regula el metabolismo y los biorritmos de ahí que sea uno de los mejores tés que puedes tomarte por las mañanas. Con ellos seguro que consigues quitarte de encima la fatiga y disfrutar de un día con “las pilas cargadas”.

Té blanco Tokio Japón: Con este té, uno de los más consumidos, conseguirás no solo energía y vitalidad extra, sino otros beneficios para con el cuerpo y a prevenir enfermedades (por ejemplo el cáncer, que tanto puede asustar).

Banana deshidratada: Los plátanos siempre aportan energía así como otros beneficios al cuerpo. Pero entendemos que, por las mañanas, no apetezcan. Claro que, si lo pruebas deshidratado y pelado y cortado, seguro que la cosa cambia. Notarás la diferencia, tanto los demás como tú misma.

Imagen: Encarni Linde

Share

Beneficios de la Fruta deshidratada

Los nutricionistas, médicos y profesionales especialistas llevan desde hace tiempo recomendando consumir un mínimo de cinco piezas de fruta y otras tantas de verduras. De entre esas frutas, hay muchas formas de consumirlas y, la fruta deshidratada, puede ser una de esas formas, además muy beneficiosa para el organismo.

La fruta deshidratada

La fruta deshidratada se obtiene cuando se elimina el agua de las frutas conservando intactas sus vitaminas, proteínas, sales minerales, hidratos de carbono, fibra y minerales. No todas las frutas pueden deshidratarse, solo algunas como es el melocotón, membrillo, piña, manzana, pera, banana, etc.

A la hora de consumir frutas deshidratadas éstas se pueden tomar por sí solas o bien se pueden usar para aromatizar bebidas o postres pero, lo que quizás no sabes, es que también la fruta deshidratada puede ser adecuada para reforzar el sistema inmunológico.

Rico en magnesio, potasio, calcio y fósforo, la fruta deshidratada puede ser una de las mejores formas de consumir fruta y además bastante más rápido que la fruta normal. Es ideal para las personas que tienen problemas con la retención de líquidos.

Eso sí, no es bueno abusar de la fruta deshidratada porque, aunque es fruta y en sí es saludable para el organismo, lo cierto es que el proceso para deshidratarla hace que aporte mucho más nivel calórico y engorden más. Pero si pueden ser el sustituto perfecto de las golosinas, solo has de controlar no comer demasiado.

Aparte, cada fruta aporta otros beneficios como por ejemplo la banana, dando más energía a la persona que lo consume; o el pomelo que es digestivo.

Share