Recetas Semana Santa: Pestiños

¿Semana Santa? ¡Época de pestiños! Y es que muchos saben que la Semana Santa está a punto de llegar (para algunos afortunados ya llegó) porque ya se pueden ver en las pastelerías los pestiños, esos dulces que los hacen ahora mismo de muchas clases y que sin duda llamarán tu atención.

Si quieres hacerlos en casa podemos ayudarte porque son muy fáciles de hacer y solo tienes que coger la proporción exacta de ingredientes que necesitas para que no te sobren demasiado, por si no quieres comer muchos.

Ingredientes: 1 kilo de harina, 1/4 de litro de agua y 1/2 litro de aceite. Con estos ingredientes te saldrán mucho pero si lo divides por la mitad entonces no tendrás problema.

Preparación: Lo primero que debes hacer es cocer el agua con una pizca de anís, cáscara de limón (o naranja, al gusto) y una hoja de laurel. Mientras deja que se caliente el aceite y fríe en él unos granos de anís y una corteza de limón. Cuando ambos estén ya calientes cuélalos y ve mezclándolos juntos con la harina para que se absorba. Has de ir creando una masa que no se te pegue en las manos.

Justo después tienes que coger pellizcos de masa y darle la forma de los pestiños para, después, freír en bastante aceite. Por último, una vez quitado el exceso de aceite, has de pasarlos, bien por miel, por azúcar, por alcohol o echarles por dentro un poco de crema. Lo cierto es que admiten muchas posibilidades.

¿Te animas a preparar tu misma unos pestiños en casa?

Share

Recetas semana santa: torrijas

Es tradición, cuando llega la Semana Santa, que en las casas se hagan algunos dulces que se identifican con esta época, siendo uno de los más habituales las torrijas, un postre muy fácil de hacer y rápido, además de tener multitud de variantes. ¿Te gustaría probar a ti? Es un postre que puedes hacer también cuando sobra pan, por ejemplo.

Ingredientes: 6 rebanadas de pan (del día anterior, o más, no pasa nada que esté duro), medio litro de leche, 2 huevos, azúcar, canela y aceite.

Preparación: Lo primero que has de hacer es cortar las rebanadas de pan, si no lo tienes cortado. No las hagas demasiado gruesas ni demasiado finas porque entonces, o no se hacen, o se fríen de más. Ahora coge las rebanadas y ponlas en un cuenco donde, previamente, has echado la leche.

Se trata de que la leche las ablande antes de que pases a freírlas en el aceite. Pon la sartén mientras las estás empapando en leche para, nada más sacarlas, las pongas en la sartén para freírlas y que queden algo tostaditas. Justo después de sacarlas, y de dejar que empapen el aceite sobrante en una servilleta de cocina, toca envolverlas con azúcar y canela, y para eso lo mejor que puedes hacer es mezclar el azúcar y la canela en un plato y después echar ahí las torrijas para darles vueltas y que cojan el azúcar.

También puedes hacer otra variante y es la de echar por encima de la torrija azúcar solo y comerla caliente. De hecho es así como se suelen comer para desayunar.

A esto puedes acompañarlo con un té dulce para que el desayuno, o la merienda, esté servida y bien compenetrada. ¿A que te hemos abierto el apetito?

Foto: http://www.goya.com

Share

Recetas de Pascua: buñuelos

La Semana Santa está próxima a llegar y, como ocurre en Navidad que se suelen hacer en casa algunos postres caseros para deleitar a la familia y amigos, también en Semana Santa tenemos algunos postres típicos que se suelen tomar en toda España. Uno de esos postres son los buñuelos y queremos ayudarte a preparar unos en tu casa para sorprender a todos.

Ingredientes: 75 gramos de mantequilla, 500 gramos de harina, ¼ de agua (aunque recomendamos usar mejor leche que quedan más suaves y ricos), 4 huevos, un poco de sal y un poco de aceite de oliva virgen extra.

Aparte, los buñuelos llevan una crema pastelera que quizás sea lo más difícil de hacer. Para prepararla debes tener: 3 yemas de huevo, medio litro de leche, 1 rama de canela, 1 corteza de limón, 125 gramos de azúcar, 50 gramos de harina.

Preparación: Empieza preparando la crema pastelera para que se enfríe. Para ello pon a hervir la leche con el limón y la canela mientras, en un bol, mezclas las yemas de huevo con el azúcar, montándolas un poco, para después echarle la harina. Cuando veas que hierve la leche echa las yemas y no dejes de remover.

La mezcla ha de hervir también así que cuando lo haga retírala del fuego y bátela bien para que no queden grumos. Ahora has de dejarla enfriar.

Mientras esperas puedes preparar los buñuelos. Para hacerlos has de poner en un cazo el agua (o la leche) y la sal y, cuando empiece a hervir, echa la harina de golpe y amasa a fuego muy suave con una espátula hasta que se haga una bola seca que se despegue por sí sola (suele tardar unos 2-3 minutos). Ahora quítala del fuego y deja que se temple para añadirle los huevos enteros sin batir, uno a uno, mezclándolo con la espátula.

Pon un poco de aceite en una sartén y, cuando esté bien caliente, coge una cuchara, con aceite untado y haz bolitas de masa que tendrás que freír.

Hecho todo, lo único que falta es, con una manga pastelera, rellenar los buñuelos con la crema pastelera.

Bon appettit!

Imagen: Lara Ferroni.

Share