El toque mágico: Cómo elaborar un filtro de amor

Conseguir el amor de nuestro ser querido, ¿quién no ha soñado con una pócima para ser correspondido? Los ancestros utilizaban filtros para atraer el amor. Hoy, te traemos los secretos de la verbena.

La verbena fue considerada hierba mágica por los celtas. Según dice, su magia es tan potente que solamente con refregarse las manos con ella, y luego tocar a   nuestro ser amado, conseguiremos nuestro objetivo, que nuestro amor, sea correspondido.

A la verbena se la conoce como la planta sagrada y además se le atribuyen múltiples beneficios como su gran efecto sedante, para el estrés, ansiedad e insomnio. También es muy buena para tratar problemas digestivos, diarreas, cólicos estomacales o estreñimiento.

Hay otras hierbas como la trinitaria (viola tricolor) que para preparar el filtro necesitan que se elaboren conjuros, se usen símbolos mágicos como espirales, entre otros, lo que nos daría para un manual.

Share

Infusiones para relajarte, duerme y olvida los problemas

En los tiempos que corren, los problemas, estrés y dificultades para llegar a fin de mes, el sueño es algo que puede verse afectado. De hecho, muchas personas tienen dificultades para conciliar el sueño y el uso de infusiones para dormir pueden ayudarte.

Infusiones para dormir y relajarte

Entre las infusiones a tomar hay un té elaborado con Tuisi, melissa, verbena aromática, menta, regaliz, hinojo, anís y rooibush que te encantará. Se llama Té buenas noches y es muy utilizado por personas con estrés, insomnio, nervios, etc. Así que este té es ideal para ti si te encuentras así.

Otro de los tés que puedes probar es el Herbal de noche. Se trata de un té que combina hinojo, menta, anís, rooibos, acaravea y pétalos de girasol. Es muy relajante y calma el sistema nervioso. Además, te ayudará con la digestión.

Por supuesto, no nos olvidamos de la tila, la hierba más conocida para calmar los nervios. Pero si ves que no te llega, las otras son mejores, o una combinación de melissa y tila (o juntándola con valeriana) será estupenda para ti.

Consejos para tomar infusiones

Para que la infusión te funcione mucho mejor te recomendamos que la tomes justo antes de irte a la cama y no te estreses ni hagas nada que pueda excitarte. Procura relajarte tumbándote en la cama o viendo la televisión o leyendo un libro, eso también te ayudará, todo con tal de poder dejar tu mente en blanco.

El efecto comenzarás a notarlo a los diez minutos y conciliarás mejor el sueño. 

Share

¿Una comilona? ¡No te preocupes! El té te ayuda a sobrevivirlas

¿Tienes miedo a las fechas navideñas que se acercan? ¿A las comilonas que se pueden tener en Nochebuena y en Nochevieja, las cenas de empresa, con amigos…? Seguro que sí, porque en esas fechas especiales en que se suele reunir toda la familia es normal que las comidas sean más abundantes y pesadas provocando después dolores de estómago o de no hacer bien la digestión. Además de ser época de excesos en general. ¿Te ayudamos con infusiones? Sigue leyendo para descubrirlo.

Infusiones after lunch

Si no puedes evitar una comilona, al menos sí podrás lograr que los efectos no sean tan malos. Para eso puedes utilizar las infusiones como una ayuda para evitar que la digestión sea demasiado pesada.

Por ejemplo, puedes prepararte, después de comer, una infusión con té combinado de menta, anís, verbena y manzanilla.  Este té te ayudará con digestiones lentas y pesadas, justo lo que puedes tener en estos días de celebraciones.

Otro de los tés que podrías tomar es el Herbal claritea, un té compuesto por mate verde, verbena, regaliz, cilantro, jengibre, menta, cardamomo y honeybos con el que tendrás un alivio al tomarlo porque facilitará que la digestión, acidez, gases y estimulará combatiendo la fatiga y el cansancio.

O, si te gusta la vainilla, ¿qué tal una infusión Pu-erh vainilla? Es una de las más dulces y gusta a grandes y pequeños. Con ella no solo lograrás pasar mejor las digestiones sino que también te ayuda a perder peso y, teniendo en cuenta que en Navidad se pueden ganar unos kilos, no vendría mal, ¿verdad?

Share